La fortaleza mental en el deportista

Es igual de importante que la parte física, técnica o estratégica, ¿pero cuánto tiempo le dedicamos a desarrollar y a entrenar esa fortaleza mental? Es necesario buscar la formación integral de los deportistas para desarrollar aquella fortaleza y la gestión emocional. 

Los deportistas con gran fortaleza mental tienen la capacidad de saber el significado profundo de las palabras siguientes con las que conviven todos los días, y viven en base a ellas. 

Palabras claves para la fortaleza mental

En primer lugar, nos encontramos con la motivación que proviene de la competencia, desde adentro de cada uno. Los motivos del deportista generan la acción. Por lo tanto, es fundamental encontrar todos los motivos necesarios para generar la máxima acción.

Luego nos encontramos con los sueños. Todos tenemos sueños y queremos cumplirlos. Los grandes deportistas consideran los sueños como las metas a alcanzar en su vida o carrera. La importancia de definir aquellas metas a alcanzar a corto, medio y largo plazo es que supone el 50% de alcanzarlas.Las metas se guían por los sueños, son las piernas de los sueños. 

Un deportista por más talentoso y más capacidad física que tiene, si vive constantemente en el mundo de los problemas, difícilmente alcanza su máximo rendimiento. Por ello la solución es cambiar la palabra “problemas” por la palabra “retos”. Transformar los problemas en retos. 

Los errores que se comenten son relativos. Los grandes deportistas saben que detrás de un errores, hay otros más grandes que son los errores éticos. Aquellos errores son la pereza, la vanidad y el ego. Impiden al deportista lograr sus metas y por lo tanto sueños. Es por ello que esos errores hay que transformarlos en virtudes; disciplina, constancia, esfuerzo y humildad. Las partes más difíciles de realizar hay que verlas como la parte más divertida o la que más se debe entrenar. 

Finalmente, las derrotas deben verse como un aprendizaje y tomar conciencia de ello para poder crecer y seguir mejorando. 

El éxito es la conquista de uno mismo superando las metas y objetivos, para convertirse en la mejor versión de sí mismo. La repetición de afirmaciones lleva a creerlas, y cuando el creer se transforma en una convicción, las cosas comienzan a suceder.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: